Cargando...

La Sericultura a tu alcance

La crianza de los gusanos de seda, que tiene como origen una profesión milenaria, lo comparten actualmente muchas personas como una afición.

En la escuela tuve mi primer contacto con los gusanos de seda, aprendiendo sobre los procesos biológicos de estos insectos.
Años más tarde quise repetir la experiencia con lo que, en el 2009, comencé a criar de nuevo, descubriendo que había una gran variedad de razas de gusanos de seda y una cultura que guarda mucha relación con nuestra historia.

Con este blog iré compartiendo todo lo que vaya aprendiendo de este mundillo, y ayudar a las personas que se inicien en el mismo.

- Mira la naturaleza ... ¡en directo! -

vista ampliada

Laguna de Orueta - Urdaibai: Reserva de la Biosfera.

Urdaibai Bird Center - Sociedad de Ciencias Aranzadi

Contacto

Vicente de Alba Mora
vicentedealbamora@gmail.com

Contenido (fotografias, imágenes, texto, etc) del blog bajo licencia Creative Commons. 2009.

Más información en el link o al final de la página.

Licencia de Creative Commons

Regalo de Gusanos de Seda

Razas disponibles para regalar:

  • Sin excedentes.

Ver detalles en la sección regalos

Comentarios recientes

Razas de China

Razas de España

Razas de Japón

Número de visitas totales

Capullos de seda 2013 (II)


Hace unas semanas hice una entrada sobre los resultados de la "cosecha" de esta temporada, los capullos de seda que han realizado varias razas. Faltaba por mostraros los capullos de seda que hicieron las variedades japonesas, y aunque con algo de retraso (han completado ya el ciclo y tengo puestas de huevos), os lo pongo ;).




Los capullos de seda de las razas japonesas son generalmente pequeños, a diferencia de las europeas que son más grandes o muy alargadas como es el caso de la raza española Galera, que he incluido en esta entrada ya que han sido los últimos en realizar el capullo. Como podéis ver, hay gran variabilidad en forma, tamaño y color.


4 comentarios:

volantiner dijo...

La blancura de alguno de los japoneses es realmente conmovedora, aunque me encantan los almerienses por lo que significan. Un saludo.

mixeta dijo...

Hola. Buscando información sobre gusanos de seda me he topado con este blog, me ha encantado. Me ha aclarado muchas dudas. Mis gusanos ya han pasado por todas las fases y ahora tengo montones de huevos desde hace una semana, unos amarillos y otros más oscuros. Mi duda es... Si la siguiente puesta será para el año que viene, mientras los dejo en la misma caja y a oscuras, no? No pasa nada ir levantando la tapa y mirarlos aunque les toque en ese momento la luz, no? Muchas gracias por adelantado.

Vicente dijo...

Hola mixeta.

Me alegro de que te haya servido de ayuda el blog.
Efectivamente, los huevos eclosionarán el año que viene, cuando se vaya acercando la primavera.
Para la hibernación natural (como hemos hecho siempre) se dejan los huevos dentro de una caja a oscuras, si es posible dentro de un armario o ropero. No pasa nada si lo abres de vez en cuando para echarles un vistazo.

En teoría no deberían de eclosionar hasta el año que viene, pero a más de una persona (incluido a mi) le ha ocurrido de que le han eclosionado en pleno invierno, perdiendo toda la puesta ya que no hay alimento disponible en diciembre o enero. Esto es debido a que generamos bastante calor en el hogar en invierno, como el uso de la calefacción o nuestros electrodomésticos, confundiendo a los huevos y activándose antes de tiempo, ya que es como si hubiera llegado la primavera para ellos.

Para evitar esto, hay gente que mete las puestas en el garaje, o induce a las puestas a una hibernación forzada, de manera artificial. Esto se consigue metiendo las puestas en el frigorífico, a mediados de Noviembre. De este modo, los huevos siempre están a baja temperatura, y cuando llega la primavera y veamos las primeras hojas de morera brotar, sacamos las puestas del frigorífico. Con el cambio de temperatura, se activan los huevos y eclosionan en 10-20 días aproximadamente.

Si te animas a probar este método, no lo hagas con todas las puestas, para no correr riesgos. Lo haces con la mitad, así si algo sale mal, siempre tendrás a mano tu otra mitad de puestas en hibernación natural.


Un saludo.

Arturo dijo...

Qué bonita la variabilidad de los capullos de los gusanos de seda! impresionante