La Sericultura a tu alcance

La crianza de los gusanos de seda, que tiene como origen una profesión milenaria, lo comparten actualmente muchas personas como una afición.

En la escuela tuve mi primer contacto con los gusanos de seda, aprendiendo sobre los procesos biológicos de estos insectos.
Años más tarde quise repetir la experiencia con lo que, en el 2009, comencé a criar de nuevo, descubriendo que había una gran variedad de razas de gusanos de seda y una cultura que guarda mucha relación con nuestra historia.

Con este blog iré compartiendo todo lo que vaya aprendiendo de este mundillo, y ayudar a las personas que se inicien en el mismo.

- Mira la naturaleza ... ¡en directo! -

vista ampliada

Laguna de Orueta - Urdaibai: Reserva de la Biosfera.

Urdaibai Bird Center - Sociedad de Ciencias Aranzadi

Contacto

Vicente de Alba Mora
vicentedealbamora@gmail.com

Contenido (fotografias, imágenes, texto, etc) del blog bajo licencia Creative Commons. 2009.

Más información en el link o al final de la página.

Licencia de Creative Commons

Regalo de Gusanos de Seda

Razas disponibles para regalar:

  • Sin excedentes.

Ver detalles en la sección regalos

Comentarios recientes

Razas de China

Razas de España

Razas de Japón

Número de visitas totales

"Moruno" Cebrado




















No es raro encontrarse entre los gusanos de seda Cebrados y Blancos alguna larva distinta, con otro color. Estos "extraños" suelen tener un color marrón, como sucio. Mucha gente cree que son gusanos que están enfermos, pero no es así. Son gusanos que, generaciones atrás, tuvieron como antecesores gusanos de seda de otra raza que se cruzaron con los Blancos y Cebrados. ¿Qué raza sería?



Si los observamos bien, tienen cierto parecidos a los de la raza Sierra Morena. Es muy probable que generaciones atrás, se cruzaran algunos Sierra Morena con cebrados y blancos, dando lugar a estos "mestizos", llamados "Morunos", que podemos encontrar, tanto Cebrados como Lisos.

Ejemplar no cebrado.

Cuando empecé en el 2009 a criar gusanos de seda, entre los Cebrados y Blancos Lisos, me salió un Moruno Cebrado, que me llamó la atención. Decidí entonces conseguir que este gusano de seda tuviera descendencia y poder separarlos del resto para, después de varias generaciones, conseguir mantener sus características.




















Mi primer moruno cebrado. El antecesor de mis morunos cebrados.

Costó su trabajo. En la primera generación en el 2010, salieron muchos blancos lisos, cebrados y morunos, pero muy pocos morunos cebrados. Insistí y con los pocos que salieron, probé al año siguiente, esta vez, partiendo de individuos iguales, morunos cebrados. Su descendencia en el 2011 no había mejorado mucho mis expectativas: muchos morunos lisos, algún cebrado normal y unos cuantos morunos cebrados.

Pero este año ha sido diferente. De la selección de Morunos Cebrados, su descendencia en el 2012 ha sido todo un éxito: todos han salido Morunos Cebrados. He conseguido fijar sus características, y que su descendencia salga igual. Y son muy bonitos, al menos para mi. Tienen ese color marrón, pero no tan sucio, sino jaspeado, con rayas como los cebrados y algunas partes rosadas, muy chulas. También destacan sus ocelos:























































Ahora toca seleccionar el color de capullo de seda que realizan. Me gustaría que fuera de color verdoso. La mitad de ellos lo hacen así, poco a poco, lo conseguiré :).


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola :) hace unos días a nuestra familia llegaron iguales! Nunca antes se nos ocurrió tener una crianza y estamos cada rato pendiente de unos 20 gusanitos,con toda la euforia los miramos a cada uno con un amor,jeje,si si.Nos parecen muy vulnerables.Como somos sin nada de ninguna experiencia por estilo,¿hay algo clave que debemos especialmente cuidar? Los tenemos de diferentes tamaños,deste unos 3milímetros hasta 4cm.A los niños les encanta mirar como comen ;)

Vicente dijo...

Buenas.

Lo fundamental es mantener una higiene (limpiar el recipiente donde estés criando los gusanos de seda al menos cada tres dias) y suministrarles comida uno o dos veces al dia cuando son pequeños, y tres veces al dia cuando son grandes.

Siguiendo esto, tendrás grandes posibilidades de llevar a cabo una buena cria de gusanos de seda. Echa un vistazo en la sección "Cómo criar" para ver mas detalles.

Si hay mucha diferencia de tamaño entre larvas, lo recomendable es separarlos por tamaños en dos o tres cajas, ya que los grandullones tendrán ventaja sobre los pequeños y no podrán competir los chiquitines frente a los "colosos".

Un saludo.

AnGeles Hdz Saavedra dijo...

son malos ? o tienden a picar?? esque encontre uno de esos en casa D:

Vicente dijo...

Hola Ángeles.

Si lo encontraste en casa, probablemente no se trate del gusano de seda que tratamos en el blog, sino de una especie silvestre. Hay muchas larvas que se asemejan, pero pertenecen a especies muy diferentes. No sé si el que te encontraste puede tener algún tipo de defensa, como por ejemplo urticante al tocarlos. Si no sabes de que especie se trata, mejor no tocarlos ;), cógelo con un guante o papel y echalo al exterior, para que se vaya por su cuenta.


Un saludo.